Suculent sin gluten, nuevo “must” de celebraciones

Era el cumple de Guillem, excusa perfecta para salir a cenar por todo lo alto. En días especiales nos cuesta innovar y siempre tiramos de clásicos, pero ya hace tiempo que nos habían recomendado el Suculent sin gluten y era una ocasión perfecta para dejarse caer por allí.

Llegamos antes de tiempo así que fuimos a La Taverna del Suculent, a pocos metros, y me tomé una cerveza San Miguel sin gluten, la cosa ya pintaba bien. A las 21:00 muy puntuales nos presentamos en el restaurante.

Suculent sin gluten

Empecé a mirar la carta y esperé a que Guillem eligiera el vino (siempre dedica el primer cuatro de hora en un restaurante para repasar bien los vinos que tienen y elegir, es todo un ritual). Después decidimos compartir los siguientes platos…

Tomate confitado: Riquísimo, pensaba que sería algo más sencillo pero era muy original y con muy buen sabor. Guillem comió también una croqueta de de sepia y gamba pero el rebozado era con gluten, así que yo me salté este paso.

tomate confitado sin gluten

Pulpo con puré de garbanzos: Increíble. Un pulpo de textura blanda, muy sabroso y con la originalidad de acompañarlo de un puré de garbanzos en lugar de la mítica patata.

Pulpo sin gluten

Calamares con foie: Una delicia en toda regla. La verdad es que nunca me había planteado esta combinación y es un gran descubrimiento.

Rabo de vaca: Si hay este plato en la carta ya sé que Guillem lo va a pedir. Este estaba realmente bien cocinado, la salsa le aportaba muchos matices y estaba muy cuidado y presentado de una forma muy apetitosa.

Y pan sin gluten para poder darle un buen repaso a la salsa…

Fresas con chocolate blanco: Yo ya no podía más, pero me dijeron varios postres aptos y entendedme, este lo tuvo que pedir. Un festival…

¡Espero no olvidarme de ningún plato! Volveremos seguro porque nos quedaron muchas cositas que probar y muchos vinos que descorchar. No es un sitio barato, os pongo una foto de la nota para que lo veáis, pero un capricho al año no hace daño 😉

la dolorosa sin gluten

Por cierto, podéis ver que Guillem come pan para él, para mi y para quien haga falta… ¡4 unidades!

¡Gracias Suculent! Por cocinar con tanto amor para que los celíacos también probemos estas maravillas. ¡Nos vemos pronto!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *