Logroño sin gluten, un paraíso

Puedo afirmar que sí! Existe el paraíso del celíaco en España y está en la calle Laurel (de un Logroño sin gluten).

Día 28 de diciembre, lunes. Cogemos el coche y nos vamos dirección La Rioja. Dejamos las maletas en un bonito hotel del centro de la ciudad y nos disponemos a visitar la calle Laurel. Allí descubro un mundo, un Logroño sin gluten.

Había visto en el blog de Celiaquitos y Celíaco a los Treinta que había varios bares que ofrecían pinchos sin gluten, pero no imaginaba encontrarme con eso.

Empiezo por el Bar Donosti, donde se ofrecen a prepararme un seguido de pinchos gran selección con pan sin gluten. Opto por uno de solomillo con roquefort que a día de hoy todavía sueño por las noches. Me comentan que pueden servirme una cerveza sin gluten pero prefiero un vinito, al fin y al cabo estoy en La Rioja y amo el buen vino. Aquí en todas partes lo sirven con una buena copa y las posibilidades son infinitas.

Bar Donosti     donosti solomillo queso

Seguimos con las setas del bar Ángel. Aquí hago un parón, puesto que no me gustan las setas y prefiero recordar el sabor del pincho anterior.

setas angel    vino angel

La siguiente parada es en el Bar Jubera. La especialidad son unas bravas que su salsa sabe a arroz a la cubana, muy curiosas. Me las sirven con pan sin gluten para saborear hasta la última gota de salsa, todo un detalle.

jubera    jubera bravas

No paramos y seguimos con el bar de Juan & pínchame, donde comemos una brocheta de langostino con piña buenísima.

juan pinchame    piña langostino juan pinchame

Nos parece que explotaremos pero todavía somos capaces de degustar la tortilla de Sebas, muy rica. Además es gracioso porque mi tortilla favorita de Madrid también es de Sebas, pero del Sebas del bar La Flor. No dejamos ni un pedacito, la regamos con más Rioja y seguimos la ruta!

(lo siento, con las ansias de comérmela me he olvidado de hacerle una foto)

Estoy que reviento pero no quiero irme sin probar los bocadillos sin gluten con jamón de Pata Negra. Así que hago un pequeño huequito en mi estómago y nos sentamos en una mesa para disfrutar de uno!

pata negra

Ahora sí que no puedo más, y todavía no he podido probar todos los pinchos sin gluten de la calle Laurel.  Acabamos la noche en el bar La Tavina, un bar recomendable por su extensa carta de vinos. Subimos a la planta de arriba y nos tomamos tranquilamente una botella de Finca La Emperatriz.

Casi llorando de la emoción nos alejamos de la calle Laurel, con unos kilos de más, y pensando en nuestro próximo viaje a esta ciudad. Logroño sin gluten, nuestro nuevo paraíso.

5corazones

 

 

1 Comment on Logroño sin gluten, un paraíso

  1. Celiaquitos.com
    6 enero, 2015 at 16:49 (3 años ago)

    no me extraña que te fueses llorando, es una pasada la calle laurel, yo estoy deseando volver

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *