L’Obra sin gluten, un restaurante que hay que visitar

Este fin de semana vino mi familia desde Llagostera para celebrar el cumpleaños de mi padre. La idea era ir al teatro pero nos encanta comer, así que antes queríamos celebrarlo con una buena comilona.

Guillem y yo éramos los encargados de elegir sitio y ya hace días que queríamos volver a L’Obra, en Santa Coloma de Gramenet, así que esta fue nuestra oportunidad.

Llegamos a las 14:30 y la costumbre me hizo pedir una agua con gas mientras elegíamos los platos, pero entonces mi hermana que volvía del baño me avisó de que tenían Daura y cambié rápido de opinión. También nos sirvieron un aperitivo de crema de queso muy bueno, el mío aparte para no contaminarse, y me dieron unas tostaditas caseras sin gluten riquísimas.

cerveza y aperitivo sin gluten

Pedimos varios platos para compartir y un segundo. La verdad es que en L’Obra no puedes tomar una mala elección porque todo está muy bueno y no hay margen de error. Al mando de los fogones está Luis, quien ama los alimentos por sobre de todas las cosas, o al menos eso transmite a aquellos quienes hemos probado su cocina. Y al mando del comedor su hermana Marta, que procura que todos los clientes nos preocupemos solo de disfrutar.

Empezamos con unos huevos con jamón con unas patatas que tenían una textura que solo las abuelas consiguen. Sublimes. Las sueño.

huevos con jamón sin gluten

También probamos el tartar de salmón. Si está mi hermana siempre quiere pedirlo y a los otros no nos importó. El guacamole era delicioso y duró menos de un segundo en la mesa, lo asaltamos.

Tartar de salmon sin gluten

Y ya cuando la cosa no podía ir mejor llegó esta preciosa croqueta sin gluten que me robó el corazón.

Tartar de salmon sin gluten

Una ensalada de bacalao le dió un toque original a nuestra comida y fue un respiro antes de empezar con las carnes.

Ensalada de bacalao sin gluten

El steak tartar solo lo pido cuando confío mucho en un restaurante y aquí, símbolo de mi confianza hacia L’Obra, me pedí uno de gran sabor.

Steak tartar sin gluten

Todo acompañado con pan sin gluten, como no.

Pan sin gluten

De segundo pedí secreto, me encanta esta carne y en L’Obra la cocinan con un horno de carbón que le da un toque mágico. Y de nuevo… las maravillosas patatas…

Secreto sin gluten

No suelo tomar postre, pero escuché las tres palabras mágicas: Chocolate blanco- Baileys- Sin gluten. Así que la cosa acabó con final feliz, muy feliz.

Helado de baileys sin gluten

Ya tengo ganas de volver. Por su servicio, su trato, sus patatas, su croqueta, su amabilidad, su cuidado. ¡Gracias por todo!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *