Can Canal, el amor transformado en servicio

(Aviso a los lectores! Hace días que escribí este post pero todavía no lo había publicado).

Se va de Vinizius nuestro amigo Aure. El jueves salimos a tomar unas cañas de despedida pero ha organizado una comida en Can Canal, en Sant Martí de Centelles, para aquellos que hemos compartido más con él durante estos últimos años.

Hemos quedado pronto y más pronto todavía hemos llegado Guillem y yo. Can Canal es un restaurante perdido en un bosque con una grande zona de bbq por si decides prepararte tu mismo la comida en lugar de quedarte en el restaurante.

Llegamos y quedamos fascinados con los vinos que tienen y con su extensa carta de gin tónics. Tomamos una copita de El Recio, nos encanta el vino y su etiqueta, y esperamos a que vayan llegando el resto de invitados en el patio del lugar.

Una vez estamos todos empezamos a comer. Calçots riquísimos, ensalada, carne deliciosa y tostadas, todo regadito con vino en porrón. Tengo en mi bolso pan sin gluten y viendo la simpatía de los camareros no dudo ni un momento en pedir si me lo pueden tostar. Al descubrir que soy celiaca limpian la brasa para mi, me tuestan el pan y además me fríen las patatas fritas aparte. En realidad en su freidora solo fríen patatas pero se quieren asegurar por si ha saltado alguna miga.

la foto 1-2       la foto 3-2

De postre me tomo un Magnum blanco y por solo 21€ por cabeza hemos comida la mar de bien.

Pero aquí no acaba nuestro día… Nos hacemos fotos, hablamos, reimos y hacemos el gran descubrimiento. No solo tienen una extensa carta de gin tónics sino que además es de los sitios donde me los han preparado mejor.

la foto 4-1

Soy fiel a mi Brockman´s pero el tacto, el conocimiento y el amor del barman hace que pruebe más de una combinación (quería poner aquí su nombre pero ninguno de los asistentes nos acordamos, de hecho Lucille me ha propuesto nombrarle “el amo” y no me parece nada mal tal descripción).

Además el precio de todos los combinados es muy asequible, 6€. Me quedo con ganas de probar una ginebra con una botella muy Bollywood llamada Opihr, me comenta “el amo” que está riquísima con bicho y tabasco.

la foto 2-3        la foto 1-1

Alargamos la tarde y nos acercamos peligrosamente a la noche. Algunos nos vamos y el resto se queda a degustar sus deliciosos embutidos para cenar. ¿Cuándo celebraremos una nueva despedida para pisar de nuevo este lugar?

4corazones

 

Visita la web de: Can Canal, restaurante sin gluten en Sant Martí de Centelles | http://cancanal.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *