Sopa, brunch sin gluten en Barcelona

brunch sin gluten en Barcelona

Es sábado y son las 12.30. Esta típica hora tonta en que es muy tarde para desayunar y muy pronto para comer, así que la solución perfecta es unirse a esta moda americana que empieza a correr por la ciudad y tomar el brunch.

Recuerdo que esta semana estuve de formación en la Google Academy con Marta Lo y vimos que delante del edificio donde impartíamos las clases había una cafetería preciosa. Pero es que más preciosa todavía cuando, al ir a por un café, escuché que tenían pan sin gluten y conocían bien la manera de cocinar los alimentos.

Nueva moda sin gluten en Barcelona

Así pues no ha sido muy complicado decidir dónde tomaría mi brunch sin gluten en Barcelona. Hemos cogido las bicis, nos ha parecido idóneo tomar brunch con las fixies que queda más molón, nos han dejado entrarlas dentro y hemos tomado asiento.

Es un local grande y luminoso situado en Poblenou. Las mesas son grandes, de madera clara, acompañadas con unas sillas dignas de cole de la época. Me llama la atención que todos sus productos son ecológicos, incluso tienen una pequeña parte del local destinada a venderlos.

Me encanta que, cuando Guillem ha pedido una Coca-Cola, le dijeran que allí no tienen. Son gente que sigue su filosofía y que todo lo que sirven allí tiene el símbolo verde de “producto ecológico”. No venden Coca-Cola pero venden una alternativa más natural a base de arándanos que no convence a Guillem.

Tomamos huevos revueltos con tostadas (las mías sin gluten), un zumo de manzana y un par de cafés con leche de soja. El brunch sale a unos 6 euros por persona, pagamos en la barra y nos entretenemos un ratito a hablar con la camarera antes de coger de nuevo la bici. Antes de salir apunto el local en mi libretita de sitios sin gluten en Barcelona.

huevos sin gluten en barcelona

La verdad es que me encantan los pequeños detalles de este sitio, por eso me he enfadado cuando, a la mitad de mi reportaje fotográfico para el blog, se me ha acabado la batería del móvil.

Parece una clara señal para que me decida a volver otro sábado. Un sábado de estos en que será pronto y también tarde, la hora perfecta para tomar un brunch, mientras esperamos que el resto de la ciudad se vaya despertando y vaya saliendo a pisar la calle y a descubrirla.

4corazones

Domingos cerrados.


Mostra un mapa més gran

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *