Amor Cuinat sin gluten, una gran experiencia

amor cuinat

Por fin llegó el día. El esperado día en que tendríamos a Amor Cuinat sin gluten en casa, dando vida a nuestros fogones y bailando con nuestras sartenes.

La última vez que vi a Núria me había hablado con mucha ilusión de este proyecto y, desde entonces, los que la conocemos sabíamos que sería un éxito. Si hubierais visto con la emoción que hablaba de cada uno de sus platos y con la claridad que resolvía cada posible problema, no hubierais dudado. De las grandes ideas nacen grandes proyectos y esta, sin duda, ¡era de las más grandes!

Núria Arnau, tras su viaje por Asia y Oceanía, decidió dar un giro a su vida, dejar la publicidad para dedicarse a su verdadera pasión, la cocina.

En poco más de un año su idea ya era una realidad, cocinar a domicilio sabores catalano-asiáticos llenos de creatividad, sabores que dejan en boca cierta idea de lo que ha ido pasando en su vida y por su cabeza, en definitiva sus salsas, texturas y sofritos te revelan su manera de ser.

Este sábado se le presentaba otro reto, pues hasta el momento no había cocinado sus platos para un celíaco, así que esta semana fue clave para investigar, aprender y hacerlo posible.

El resultado fue comer a manos de una de las chefs con más cuidado del mundo, pues el Amor que la define se demuestra en cada uno de sus movimientos.

Llegó una hora antes de la hora de cenar y empezó a preparar todos los ingredientes, de primera calidad, ecológicos y sin gluten, con pasos premeditados y pensando en cada detalle. Tenía una pequeña lista que definía el orden de sus pasos y la seguía al detalle para tenerlo todo bajo control.

Al cabo de un tiempo nos hizo sentar y fuimos degustando poco a poco los suculentos platos que nos iba sirviendo uno a uno: mini hamburguesas de tofu, jamón cocido que enrolla el risotto, udon, thai fish cakes y corazón de queso.

amorcuinatsingluten

Nos preguntó cual era nuestro favorito y, sinceramente, después de pensarlo un rato, no supimos quedarnos con solo uno.

Lo acompañamos todo de un buen vino, buena compañía y un servicio perfecto. La verdad es que se hace raro estar cenando en casa y no haberte de preocupar por nada, pues Núria se encarga de todo.

Una galletita adaptada dió el toque final a la cena de Amor Cuinat sin gluten. La experiencia no pude ser mejor y quedamos llenísimos y contentos.

Esperamos tener a Núria muy pronto en nuestra cocina de nuevo. ¡Muchas gracias por tu Amor!

Visita la web de: Amor Cuinat sin gluten | amorcuinat.com

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *